Cómo hacer un purificador de aire casero

Contar con un aire limpio dentro del hogar se trata de un aspecto fundamental, para poder garantizar la salud y bienestar de cada uno de los miembros de la familia.

Y es justamente por eso que a lo largo de este artículo estaremos explicando cómo hacer un purificador de aire casero, el cual permita mantener las viviendas completamente libres de humos y tóxicos, al igual que de cualquier otro tipo de partículas que puedan estar suspendidas en el ambiente.

Pero antes de comenzar, es preciso que señalar que aparte de elaborar un purificador casero, también es aconsejable tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Ventilar frecuentemente el interior de las habitaciones.
  • Cultivar diversas plantas de interior.
  • Deshacerse del exceso de humedad.

Pasos para elaborar un purificador de aire casero

Ahora bien, a continuación presentamos una guía donde se presentan dos ejemplos de cómo crear un tu purificador de aire casero de forma sencilla y económica, a través del cual será posible deshacerse de grandes cantidades de polvo, bacterias, alérgenos, ácaros y/o virus que puedan estar presentes en el aire, sin necesidad de realizar una gran inversión de dinero.

Ejemplo #1

Para este primer purificador de aire casero, los materiales a utilizar son los siguientes:

  • Tubería de PVC con un diámetro de 12cm (los ventiladores tienen que poder entrar en su interior).
  • 2 ventiladores (de ordenador).
  • 4 tapas para la tubería con un diámetro de 12cm.
  • Fuente de alimentación de un ordenador.
  • Rejilla metálica o malla de pollo.
  • Papel fieltro (600 micras).
  • Carbón activo.

Pasos:

  1. Para comenzar es necesario cortar la tubería en 3 trozos: 1 de 25cm el cual funcionará como cámara del purificador, y 2 de aproximadamente 4cm.
  2. Se puentea el cable negro y el rojo que salen de los ventiladores. Una vez echo esto, se abre un agujero en el trozo de tubería grande, y se procede a cortar las esquinas de los ventiladores.
  3. Los ventiladores deben ser colocados dentro de la tubería grande, asegurándose de ubicar cada uno en un extremo, de modo que ambos puedan enviar el aire hacia un mismo sentido.
  4. Después de esto, se comienzan a fijar los ventiladores junto a la tubería, utilizando silicona, se sacan sus cables a través del agujero creado en la tubería, y se retira el fondo de la tapa, a fin de que quede únicamente el marco.
  5. Habrá que cortar la malla formando cuatro trozos circulares que posean el mismo diámetro que la tubería, y después se pasa a cortar el papel de fieltro, nuevamente en 4 trozos circulares, los cuales tengan el mismo diámetro.
  6. Después, se debe colocar la malla metálica sobre el marco de la tapa de PVC, y sobre ella colocar el papel de fieltro sobre la malla, asegurándose de fijar todo con un poco de silicona.
  7. Agregar el carbón activo, seguido tanto de otra malla como de otro papel de fieltro, y después dicho este filtro se ubica en el extremo de la tubería de mayor tamaño, justo en la zona en la que el aire ingresa hacia la cámara.
  8. Tras hacer esto, será necesario tomar la tapa que ha quedado libre para insertar en ella no solo 1 rejilla, sino también 2 papeles de fieltro, y se coloca este filtro exactamente en el extremo contrario de la cámara.
  9. Para terminar, se puentean tanto el cable amarillo como el de color negro que salen de la fuente de alimentación, a fin de poder conectar dicha fuente junto a los ventiladores.
  10. Al hacer este purificador de aire casero no solo es posible ahorrar dinero, sino también reusar piezas de ordenador que sería preciso llevar hasta algún punto limpio (instalaciones gratuitas que ofrecen con contenedores especiales para desechar los residuos domésticos que poseen una composición tóxica).

Ejemplo #2

En este ejemplo, explicamos como hacer un purificador de aire más pequeño que el anterior. En este caso, los materiales requeridos son los señalados a continuación:

  • Extractor de aire.
  • Filtro HEPA (para habitáculo del coche) capaz de absorber casi un 99,995% de las partículas a su alrededor.
  • Enchufe con cable.
  • Cinta americana.
  • Caja de cartón con un tamaño de 31x26x14cm.
  • Rotulador, tijeras, cúter y destornillador.

Pasos:

  1. Hay que marcar el contorno del filtro HEPA sobre la tapa de la caja, asegurándose que quede tan centrado como sea posible. Luego hay que usar el cúter para cortar el área marcada, y en caso de preciso, se pueden usar las tijeras.
  2. Después introducir el filtro HEPA, desde la parte exterior, a fin de lograr que encaje; cerciorándose de utilizar un poco de cinta americana para fijarlo en el interior, evitando así que el aire pueda ingresar tanto a la caja como al filtro.
  3. Usando el rotulador, será necesario marcar el contorno del extractor por el lado mas fino sobre la base de la caja, ubicarlo tan centrado como sea posible. Asimismo, hay que marcar el área por la cual se desea que salga el cable. Después, utilizando las tijeras o el cúter, habrá que recortar el área marcada.
  4. Por último y desde el interior de la caja, se introduce el extractor y se saca el cable a través del agujero, asegurándose de fijarlo tanto en el interior como en el exterior con suficiente cinta americana.
  5. Finalmente, se debe colocar la tapa de la caja y sellarla usando más cinta americana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.