El Impuesto de Sucesiones y Donaciones: qué es y cómo liquidarlo

Imagina por un momento que eres uno de los herederos de una herencia que te ha dejado tu padre, madre, abuelo o cualquier otro familiar después de haber muerto. Cuando te conviertes en heredero, tienes que pagar un tributo y a este atributo se le conoce como el impuesto de sucesiones y donaciones.

¿Qué es el impuesto de sucesiones y donaciones?

A lo largo de artículo estaremos hablando un poco sobre este tema, de manera que sepas y entiendes de manera general, qué significa todo este tema. Así pues, aquí encontrarás qué significa dicho impuesto, cómo pagarlo o liquidarlo.

Toda persona que se convierte en heredero de una herencia se ve en la obligación de pagar cierta cantidad de dinero y esta puede ser en una o varias cuotas que debe pagar. En otras palabras, es un tipo de tributo que se encuentra establecido y fijado por el Estado o país, el cual posee un máximo y un mínimo.

Aunque la gran mayoría de las veces el pago de las cuotas dependen en gran medida del Estado, hay ocasiones donde las comunidades autónomas tiene posteta y cumplen su funcionen en estos casos.

Hay que destacar que el tributo que el heredero tiene que pagar se encuentra fijado única y exclusivamente por personas físicas. En caso que una sociedad mercantil se convierta en una especie de heredero, este será tributado por el impuesto de sociedad y donación.

¿Te has preguntado porque muchas personas que suelen convertirse en herederos dejan de serlo y/o renuncian a ello? Por el simple hecho de tener que pagar estos impuestos.

La razón principal es que cuando una persona acepta una herencia que alguien ya fallecido le deja, esta no solo se “beneficiará” de todo aquello que ha dejado, sino que las deudas que este tuvo durante su vida y que aún no han sido pagadas, se convertirán en sus nuevas deudas.

Es por ello que antes de aceptar una herencia, el heredero hace un estudio de la situación patrimonial del fallecido y así determinar si resulta factible o no aceptar la herencia. De no aceptarla, por más deudas que el antecesor tuviera, nadie podrá reclamarle al heredero que ha renunciado su herencia, siempre con el respaldo de sus Abogados especialistas en Testamentos.

Plazo de liquidación de los impuestos a pagar

  • Tienes que saber que este tipo de impuesto no se tiene que liquidar una vez se ha recibido la herencia. Existe un tiempo estándar de aproximadamente 6 meses para hacer la liquidación desde el momento exacto en el que se recibió y/o aceptó la herencia.
  • Lo bueno es que si no puedes liquidarla en ese tiempo establecido, puedes solicitar una prórroga de seis meses más a la agencia encargada de estos trámites.
  • En caso que existan patrimonios muy elevados para tu capacidad de liquidación, obligatoriamente tendrás que pedir una prórroga. Tienes que saber y tener muy en cuenta que cuando hagas la solicitud de aplazamiento, esta tiene que estar muy bien sustentada y motivada.

¿El pago es el mismo en cualquier territorio?

  • La respuesta corta es no y la razón de ello es la arquitectura en si del impuesto a pagar. En este caso, España establece un margen entre el 7.65 y casi el 35% del total. En estos casos, son las comunidades autónomas quienes se encargan de recaudar los impuestos.
  • Llevado a la práctica, cada territorio o provincia establece el dinero total y/o final a pagar en cuanto a los impuestos de sucesión y donación. Es decir, que lo que se paga en Barcelona no será el mismo monto que se pague en Valencia, Catalunya, y cualquier otro territorio del país.
  • Por ponerte un ejemplo práctico, en la provincia de Madrid es en donde menos porcentaje se paga en cuanto a los impuestos de sucesión y donación. Por otro lado, en Aragón es donde el valor de los impuestos a pagar es más elevado, lo que se puede decir que no existe una cifra a nivel general que aplique para cada uno de los territorios del país.

¿En dónde se pagan los impuestos de sucesión y donación?

  • Suponiendo el caso que has aceptado la herencia y quieras pagar los impuestos que tu Estado te ha impuesto, todo lo que debes hacer es dirigirte a la comunidad de residencia del difunto.
  • Cada provincia tiene estos establecimientos en donde la persona puede realizar sus trámites de forma legal.
  • A lo largo del tiempo, ha existido un gran debate en cuanto al pago de estos impuestos. Pero para evitar complicaciones legales, lo mejor que un heredero puede hacer es pagar los impuestos correspondientes justo en la provincia o lugar donde el testador ya fallecido residía.
  • Es decir, que si te encuentras en Valencia y tu testador murió en Madrid, obligatoriamente para poder hacer el pago de los impuestos tienes que dirigirte a la provincia y/o zona de la persona vivía.
  • Para que esta condición pueda cumplir, el testador tuvo que haber vivido por lo menos durante cinco años en dicho lugar. Ahora bien, cuando la herencia es de carácter donativo, los impuestos deberán ser pagados en la comunidad de residencia del testador.

Un último consejo que podemos darte es que evalúes tu situación económica y las deudas que tienes. Al mismo tiempo, realiza la misma evaluación pero en función de la situación económica de tu testador, esto a fin que tengas que evitar adquirir deudas que no quieras.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *